Rumi Wilco… Nuestra primer parada en Vilca

            <a href="http://www.rumiwilco.com">Rumi Wilco</a> nuestra primer parada a corta distancia del centro de Vilcabamba, el ecoalbergue brinda un “refugio” humano dentro del único lugar natural que queda en el valle. Comparte el nombre de la reserva, y sirve como un soporte “simbiótico” para sus objetivos conservacionistas. Aproximadamente el 33% de los ingresos obtenidos, están destinados a los diversos programas de manejo del proyecto Rumi Wilco: reforestación con especies nativas, reparación de las riberas del río dañadas por inundaciones, senderos naturistas, investigación científica, servicios comunitarios y mantenimiento general.

Vilcabamba el valle de la longevidad

            Llegamos al tan esperado Valle de Vilcabamba (Valle Sagrado o Valle de la Longevidad), ubicado a unos 41 kilómetros al sur de la ciudad de Loja en Ecuador es famoso por la avanzada edad que sus habitantes solían alcanzar.

Vilcabamba, con sus ríos de aguas nutridas de magnesio y hierro, es famosa por ser el refugio de LOS LONGEVOS. Clima privilegiado, noches despejadas y su vegetación exuberante, hacen de este pequeño valle un paraíso perdido y un punto de encuentro para turistas de todo el mundo.

 

Hector, Un herrero de lujo!

            Héctor Herrera realizó el trabajo artesanal del palier para que la Nube volviera a las rutas. Agradeciendo a el y su familia por no cobrarnos y encima nos llenaron de regalos y mimos al alma.

Hector espero algún día puedas hacer realidad ese sueño que tienes de viajar en familia. La Nube y el palier están de maravillas y ahora la estamos cuidando aun mas que antes. Tu gesto al entender nuestra situación es admirable y la recompensa será grande como tu corazón. Muchas gracias y no dejes de contactarnos cuando estés por Argentina.

La Nuve remolcada

            Cuando nos dimos cuentas de que se rompió la Nube. Ya había parado Victor para darnos una mano.

Victor un amigo que nace en panamericana llegando a Paiján . No sabíamos ni lo que había pasado con La Nube y Victor ya estaba a nuestro lado ayudándonos. Minutos después de llegar a su casa nos ofrece todo lo que necesitemos y hasta nos dejo su camioneta personal (futura motorhome) para hacer y movernos todo lo que necesitáramos. Una persona como suele haber pocas en este mundo. Gracias Víctor por las enseñanzas a Francisco y Brisa, aun Francisco me habla cada tanto en tono muy bajito como le enseñaste y es increíble que solo en 7 días compartidos él te recuerde y te haga presente con esas acciones muy agradables por cierto.