La Nuve remolcada

            Cuando nos dimos cuentas de que se rompió la Nube. Ya había parado Victor para darnos una mano.

Victor un amigo que nace en panamericana llegando a Paiján . No sabíamos ni lo que había pasado con La Nube y Victor ya estaba a nuestro lado ayudándonos. Minutos después de llegar a su casa nos ofrece todo lo que necesitemos y hasta nos dejo su camioneta personal (futura motorhome) para hacer y movernos todo lo que necesitáramos. Una persona como suele haber pocas en este mundo. Gracias Víctor por las enseñanzas a Francisco y Brisa, aun Francisco me habla cada tanto en tono muy bajito como le enseñaste y es increíble que solo en 7 días compartidos él te recuerde y te haga presente con esas acciones muy agradables por cierto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: