La humanidad de los niños

Un papá se acerca a conversar con nosotros y su hija se queda sentada a unos metros sola y Francisco nos pregunta si puede ir a cuidar a la niña para que no esté sola mientras su papá habla con nosotros… «la humanidad de los niños»

Jamás hay que dejar apagar el fuego de tu alma, sino avivarlo.

Fuego, armar una fogata en familia, mas de una hora juntando ramitas que solo durarán un instante en llama pero toda la vida en nuestros recuerdos

Jamás hay que dejar apagar el fuego de tu alma, sino avivarlo.
Jamás hay que dejar apagar el fuego de tu alma, sino avivarlo.

Francisco no quiere saber nada con lo que tenga que ver con agua

            <img class="alignnone size-full wp-image-3614" src="https://www.familiadiazgalindo.com/wp-content/uploads/DSC_0382D.jpg" alt="" width="1200" height="675" />        

Llevate a Francisco hasta que esté la comida

            Cuantas veces como papá te dijeron "llevártelo hasta que esté la comida!" y bueno cargamos la maquina de fotos y nos fuimos pero la comida estaba fría cuando volvimos...

El sendero es muy bonito y en su trayecto los chicos pueden palpar frutos directamente de la planta, tocar el agua del rio y tomar de ella si quieren, montar y trepar árboles típicos de la región, etc.